La abuela de Plaza de Mayo había difundido un comunicado firmado por su abogado en el que agradecía las "muestras de cariño", pero aclaraba que aún no había una confirmación por parte del Banco Nacional de Datos Genéticos. Luego llegó la triste noticia.

Antes de recibir la peor noticia, la abuela María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani había difundido un comunicado firmado por ella y su abogado, Juan Martín Ramos Padilla, en el que solicitaban "cautela" ante la noticia y agradecían "las muestras de cariño expresadas por todos".

En el texto insistieron en el pedido de prudencia, ya que aclararon que "todavía no hay una confirmación por parte del Banco Nacional de Datos Genéticos".

Según el comunicado, la joven concurrió con resultados que daban cuenta de un vínculo entre ambas pero fueron "muy rápidamente difundidos por redes sociales y medios de comunicación", por lo que afirmaron: "Consideramos que deben ser debidamente chequeados, con la mayor seriedad posible y con la intervención de la institución especializada".

Además, "Chicha" aseveraba que el lunes próximo concurriría a la Justicia con el fin de confirmar o descartar lo antes posible el estudio científico que nos han acercado, y los mantendremos informados de todas las novedades", concluyó el texto.

Embed