La mina de yeso se derrumbó el viernes pasado en la provincia de Shandog, en el este del país. Otras 11 personas pudieron ser rescatadas.
Los expertos consiguieron sacar este sábado a un minero que había quedado con su pierna atrapada y otras diez personas fueron rescatadas a lo largo de la jornada del viernes, explicó el personal que trabaja en la búsqueda en declaraciones citadas por la agencia Xinhua.

Los restantes 18 atrapados ya fueron localizados por los equipos de rescate, aunque el operativo para acceder a ellos se ve dificultado por la propia forma del túnel de la mina y las constantes caídas de rocas.

El derrumbe tuvo lugar en una mina propiedad de la empresa Yurong dedicada a la extracción de yeso y situada en el condado de Pingyi, en la provincia de Shandong.

Las primeras investigaciones apuntan a que el incidente se debió al desplome de otra excavación cercana que ya fue ya clausurada.

El derrumbe fue de tal magnitud que generó un temblor equivalente al de un terremoto de 4 grados en la escala de Richter y fue detectado por el Centro de Redes de Terremotos de China.

Además, la cadena de televisión oficial CCTV publicó en su cuenta de Twitter varias fotografías de rutas con grietas causadas supuestamente por el accidente de la mina.

Embed

Embed