El máximo mandatario mendocino, Alfredo Cornejo, expresó su "preocupación" ante el fallo de la Suprema Corte de Justicia de esa provincia, el cual que permitiría la liberación de 800 presos que no tienen sentencia firme.
El mandatario dio una conferencia de prensa este sábado luego de mantener una reunión en Casa de Gobierno con autoridades legislativas, mientras que el lunes a las 12 dialogará con los jueces del máximo tribunal.

"Tenemos mucho respeto por la división de poderes y una intención de armonía con la Corte, pero este fallo nos preocupa mucho", afirmó Cornejo, que estuvo acompañado por la vicegobernadora Laura Montero; el ministro de Seguridad, Gianni Vennier, y el jefe de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, entre otros.

Cornejo consideró que la decisión de la Corte "redefine la prisión preventiva, ya que el fallo tiene plazos perentorios inalcanzables para el trabajo de nuestra fuerza de seguridad, que debe reunir en 24 horas todos los elementos probatorios para que el fiscal pueda dejar privado de la libertad al sospechoso de un delito".

Tras una reunión por teleconferencia realizada este viernes con Cornejo, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, evaluó que la medida podría "crear un ambiente de indefensión en la población de la provincia, poner en peligro la integridad de quienes colaboraron como testigos con el sistema judicial y generar un claro estado de gravedad institucional".