"Esto es una opereta que tiene olor a chanchullo político", definió por C5N el abogado de la familia de una de las víctimas del triple asesinato de General Rodríguez. A su criterio, "nadie se escapa de una cárcel de máxima seguridad sin complicidad de un funcionario".

Miguel Angel Pierri, abogado de la familia de unas de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez, consideró este domingo que la fuga de tres de los condenados del penal de General Alvear es un "hecho gravísimo", que la evasión fue planeada "al detalle" y contó con una "gran logística".

"Es un hecho gravísimo", expresó el letrado en declaraciones a C5N. Precisó que recibió una custodia policial dispuesta por el Ministerio de Seguridad Bonaerense, misma medida que se adoptó con los familiares de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35) y los abogados y fiscales de la causa.

Pierri dijo que él confía en que lo ocurrido "no va a quedar impune" y que confía "mucho en la seguridad" que le puede brindar el Estado provincial.

Para el letrado la fuga de hoy es "una tomada de pelo al poder institucional" y que "no fue casualidad" sino que "responde a la corrupción".

"Acá hubo pagos, sobornos, corrupción (...) ¿Quién pagó esta operación? Porque acá se necesitaron autos, documentos falsos...", indicó Pierri, quien dijo haberse comunicado con el ministro de Seguridad Cristian Ritondo, el fiscal de la causa Juan Bidone y la familia de Ferrón, a quien representa.
Pierri sobre la fuga
"Este concierto de fuga fue planeado al detalle", prosiguió el abogado, quien opinó que los evadidos contaron con una "gran logística".

También dijo conocer "muy bien" el interior del penal de General Alvear y sus medidas de seguridad, por lo que a él le parece "evidente" que los efectivos penitenciarios no cumplieron con su trabajo como debían.

Consultado de si con los condenados libres teme por su vida, Pierri respondió: "No les tengo ningún miedo (...) El que se fugó, fugó. No creo que pierda el tiempo en venir a matarnos".

En ese sentido, recordó que los hermanos Cristian (40) y Martin Lanatta (41) y los hermanos Víctor (33) y Marcelo Schillaci (34) son "cuatro asesinos" y que durante el juicio oral les dijeron "delante del tribunal" que los "iban a matar". "Nos pasó de todo, hubo llamados y amenazas", añadió.

Por su parte, Mariel Izquierdo, viuda de Ferrón, dijo a la agencia Télam que ella tampoco teme por su seguridad y que considera que los que sucedió en el juicio "fue algo del momento".

"No creo que vengan a hacernos algo a nosotros", opinó la mujer, al tiempo que calificó la fuga como "todo muy raro".
"Presos se escapan todos los días pero esto es muy sugestivo", sostuvo.