Cuesta explicar la carrera de Freddy Adu, aquel potente delantero al que rápidamente apodaron "el nuevo Pelé" que debutó a los 15 años y que hoy, a los 26, navega en la intrascendencia y mecha su discreta carrera profesional con la promoción de aspiradoras en las redes sociales.
El estadounidense de origen ghanés saltó a la fama gracias a la precocidad con la que comenzó su carrera (es el jugador más joven en debutar en la Liga de Estados Unidos) y rápidamente se ganó el cariño y la admiración del pueblo futbolero, que no tardó en bautizarlo como el heredero del astro brasileño.

Pele.jpg
Sin embargo, tras sus buenas actuaciones el DC United y el Real Salt Lake City, su paso al fútbol europeo no resultó el esperado. Lejos de brillar y confirmarse como un jugador de elite, Adu hizo el camino inverso y navegó por una serie de equipos en los que jamás tuvo continuidad: Benfica de Portugal, Mónaco de Francia, Os Belenenses de Portugal, Aris de Grecia y Rizezpor de Turquía.

Freddy Adu
Tras todo este trajín, Adu entendió que debía barajar y dar de nuevo para intentar dar vuelta el timón. Para eso, volvió a su país y firmó con el Philadelphia Union, en el que sin embargo tampoco pudo asentarse. Para este entonces, aquello de "el nuevo Pelé" había quedado bien guardado en el olvido.

Luego llegó el préstamo al Bahía de Brasil, al Jagodina de Serbia y al Kups de Finlandia, todos equipos de segundo, tercer o hasta cuarto nivel en los que Adu paseó toda su instrascendia.

Lo cierto es que hoy, a sus 26 años, el delantero milita en el Tampa Bay Rowdies de la North American Soccer League y su nombre se perdió en aquella promesa que no fue.

Embed
Mientras tanto, Adu aprovecha su "fama" para publicitar aspiradoras en su cuenta de Twitter, en la tiene más de 390 mil seguidores. Seguramente el mayor éxito que ha cosechado en una carrera signada por el fracaso.