El interventor de la Autoridad Federal de Servicios Audiovisuales (Afsca), Agustín Garzón, se hizo cargo del organismo y anunció que este lunes la Sigen comenzará una auditoría sobre el funcionamiento y estado actual del ente.
En tanto, directores nombrados por la anterior gestión denunciaron que les prohibieron el ingreso al edificio, rodeado de la guardia de infantería.

Garzón llegó a las 8 a la sede de la Afsca, ubicada en Suipacha al 700 de esta Capital, acompañado por Miguel de Godoy, quien sería el próximo presidente del organismo, luego de que el pasado jueves 24 su anterior titular, Martín Sabbatella, fuera desalojado del edificio por una orden del juez federal Julián Ercolini.

"Hoy tenemos el derecho de ingresar y comenzar con las tareas que nos encomendó el presidente (Mauricio Macri)", afirmó Garzón en declaraciones a la prensa en la puerta del organismo, en las que confirmó que hoy mismo la Sigen comenzará una auditoría y en las que garantizó la continuidad de los trabajadores.

Por su parte, ante una consulta, De Godoy indicó que "no es la idea de este gobierno derogar la ley de medios" y, sobre los trabajadores del organismo, indicó que "el que está trabajando y bien nombrado, no tiene de qué preocuparse".

"Esperamos encontrar que las cosas están bien para trabajar bien, si están mal será una pena y tendremos que hacer cambios. Tenemos que ingresar para controlar que las cosas están bien", aseveró, y dijo que será la auditoría la que determinará si hubo nombramientos o licencias otorgadas al personal después del 10 de diciembre.

Por otra parte, la denuncia del Gobierno nacional por "incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de poder" contra Sabbatella, quedó hoy a cargo del juez federal Daniel Rafecas tras ser sorteada por decisión de su par Julián Ercolini, según informaron fuentes judiciales.

La causa fue enviada a sorteo este mediodía por el magistrado que intervino la semana pasada y que ordenó las primeras medidas, entre ellas el desalojo del edificio del organismo.

Ercolini envió al mediodía la causa a sorteo, como está previsto cuando se recibe una denuncia penal por estar de turno fuera del horario judicial, como ocurrió el 23 de diciembre pasado al presentarse el denunciante, el designado interventor.

Ahora el nuevo juez recibirá todo lo hecho en el caso y tendrá que resolver cómo seguir con la denuncia.

En tanto, si bien la intervención había anunciado un asueto administrativo en el organismo para el día de hoy, el director de comunicaciones del organismo -que responde a Sabbatella- Fernando Torrillate denunció que efectivos de la guardia de infantería apostados en el ingreso le prohibieron la entrada al organismo, junto a otros directores que se venían desempeñando hasta la semana pasada.

"Vamos a ingresar igual. En este país siguen gobernando los poderes del Estado, y no la guardia de infantería. Y que nos muestren el documento judicial que indica que no podemos ingresar al edificio", dijo Torrillate, quien consideró "insólita" la intervención decretada por el gobierno de Macri.

En tanto, un delegado de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), que representa a los trabajadores, mantuvo una reunión con el interventor Garzón.

El jueves 24 de diciembre, el juez Ercolini ordenó desalojar las oficinas de la Afsca, en cuyo interior se encontraba Sabbatella y otros funcionarios.

Luego de más de una hora, Sabbatella, quien argumentaba que la orden de Ercolini suspendía "una ley de la democracia declarada constitucional por la Corte Suprema" en referencia a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, finalmente abandonó el lugar.

La orden de Ercolini respondió a un pedido del fiscal de la causa, Carlos Stornelli, quien imputó a Sabbatella ante la presunta comisión de los delitos de "resistencia a la autoridad, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público".

La causa judicial se inició por una denuncia presentada en la tarde del miércoles por Garzón, quien estará a cargo de la intervención de 180 días.

Paralelamente, se tramita un amparo que presentó Sabbatella contra el decreto que ordenó la intervención de la Afsca y la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic), expediente a cargo de la jueza en lo contencioso administrativo federal Cecilia Gilardi Madariaga de Negre, quien ya comenzó a tramitarla al ordenarle a los abogados de Sabbatella cumplir con la acordada 7/94 que la obliga a presentar una serie de requisitos formales.

Sabatella le solicitó además a la Justicia que dicte una medida cautelar que suspenda la aplicación del decreto 236 que ordenó la intervención.