En un partido de la Liga de Emiratos Árabes, el referí Yassine Yarrouche dirigía el encuentro entre Athletique Bizertin y L'Avenir Sportif cuando, de repente, estalló en llanto debido a los cánticos que provenían de la hinchada.

Yarrouche tuvo que parar durante unos instantes el partido entre el Club Athlétique Bizertin y el Avenir Sportife debido a los fuertes insultos que recibió en pleno partido.

Los insultos de los aficionados hicieron que el árbitro se ponga mal y termine llorando. Se echó las manos en la cara durante su llanto, mientras que los jugadores trataban de animarlo para que siga con el encuentro.

Mirá el video.