La Secretaría de Finanzas informó que se licitó el BONAR US$2016, adjudicado por un monto de US$1.046.453.037.
El precio de corte de la licitación fue de $ 1.315, por cada US$100, resultando un valor efectivo de $ 13.761 millones. Esta operación se enmarca en la Resolución Conjunta de la Secretaría de Hacienda Nº 7/15 y de la Secretaría de Finanzas Nº 3/15.
Los importadores que suscribieron este bono irán recibiendo, en cada vencimiento del mismo, los dólares necesarios para cancelar en cuotas la deuda comercial contraída durante la vigencia del cepo cambiario en concepto de importaciones impagas.
El título puede ser suscripto en pesos y la amortización será a partir del 29 de mayo de 2016, en ocho cuotas iguales y consecutivas del 12,50% cada una.
El Bonar devengará una tasa de interés del 6% nominal anual, y los intereses serán pagaderos mensualmente junto con el capital, los 29 de cada mes a partir del 29 mayo de 2016.
Con esta operación, el Gobierno busca compensar un incumplimiento que el sector público mantuvo con el privado en los últimos meses, por la falta de liquidación de dólares a las empresas que importaron, especialmente, insumos, bienes de capital, maquinaria y piezas para producir bienes finales en el país.
Las dificultades comenzaron a registrarse desde el primer trimestre de 2012 hasta los primeros días de diciembre de este año. Al principio, la gestión kirchnerista elegía qué compañías accedían a los dólares y cuáles no. Finalmente, para el segundo semestre de este año, casi ningún privado podía conseguir dólares para producir.