Un total de 51 personas murieron y otras 789 resultaron heridas en la tragedia de Once, considerada uno de los siniestros ferroviarios de mayor gravedad en la historia del país. El hecho ocurrió a las 8.33 del 22 de febrero de 2012.


El siniestro se produjo el 22 de febrero de 2012, a las 8.33, cuando el tren Chapa 16 de la línea Sarmiento, repleto de pasajeros, no pudo frenar al ingreso de la estación de Once e impactó en forma violenta contra el paragolpes del extremo del andén 2 de la terminal ferroviaria.

El impacto provocó que dos vagones chocaran entre sí, uno de los cuales quedó prácticamente incrustado en el otro, por lo que los pasajeros sufrieron todo tipo de lesiones, algunos murieron aplastados, y otros tuvieron que hacer equilibrio durante más de cuatro horas hasta que pudieron ser liberados de entre los hierros de las cabinas por bomberos y policías.

tragedia once choque video c5n
Cuerpos inertes, gritos, manchas de sangre y la desesperación por escapar del lugar fueron las escenas más impactantes de aquella mañana en la estación, donde no faltó el gesto solidario de pasajeros y agentes de seguridad que con escaleras, barretas y sus propias manos ayudaban a rescatar a las víctimas.

Varios pasajeros dijeron en el lugar que la formación venía muy cargada y aseguraron que tras el golpe "la gente quedó una arriba de la otra". El día posterior a la tragedia, el director del SAME y responsable del operativo de rescate de las víctimas, Alberto Crescenti, confirmaba que eran 50 las personas fallecidas.

Sesenta horas después, y tras haber finalizado el operativo de rescate, apareció el cuerpo sin vida de Lucas Menghini Rey entre los vagones tres y cuatro de la formación siniestrada, convirtiéndose en la víctima 51 de la tragedia de Once.

Los equipos de rescate realizaron un operativo de emergencia que duró cerca de cuatro horas, en las que se derivaron más de 700 pasajeros a diferentes hospitales porteños, con distintos pronósticos, mientras bomberos y personal de Defensa Civil tuvieron que cortar el techo de la formación para poder retirar a los que quedaron atrapados entre los hierros retorcidos.

Uno de ellos fue el maquinista de la formación, Marcos Antonio Córdoba, quien estuvo atrapado en la cabina de conducción durante más de 30 minutos, cuando el personal de emergencia logró rescatarlo con heridas.

Del operativo de rescate participaron más de 17 ambulancias y dos helicópteros del SAME, además de varias dotaciones de bomberos y un centenar de efectivos de la Policía Federal.