La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de los Trabajadores Argentinos Autónoma (CTAA) de Pablo Micheli realizan este martes un paro y movilización en todo el país ante "la ausencia de respuestas a las demandas de estabilidad laboral, el inmediato pago de un bono de fin de año y la reapertura de las negociaciones paritarias".
"Ante la ausencia de respuestas a los reclamos de audiencia de la organización estatal, que procura discutir las demandas urgentes como la reapertura de paritarias, el bono de fin de año y la necesidad de garantizar la continuidad laboral de los trabajadores del Estado nacional, provincial y municipal, se decidió la jornada nacional de lucha", puntualizó el secretario de ATE, Hugo Godoy, en un comunicado de prensa.

El dirigente remarcó que el gremio estará "en permanente estado de alerta y movilización ante cualquier intento de despidos".

El sindicalista también destacó que la conducción de la ATE resolvió convocar a un plenario nacional de delegados en marzo próximo, precedido por otros encuentros provinciales y regionales en febrero, por lo que ya "se definió un plan de acción para garantizar la defensa del salario, la estabilidad laboral y la lucha contra la precariedad de los empleados" de la actividad.

Godoy señaló que existe una situación de "emergencia social" ante la pérdida del salario por la escalada de precios, el levantamiento del cepo cambiario y el riesgo de desocupación.

Por su parte, la CTA Autónoma ratificó a través de la Secretaría de Comunuicación y Difusión su adhesión a la jornada de protesta.

La corriente gremial que lidera Micheli señaló su decisión de "profundizar" los reclamos en rechazo del "trabajo precario" y en demanda de "estabilidad y continuidad laboral", entre otros puntos, en tanto precisó que en la Capital Fededral se marchará hacia la sede del Ministerio de Trabajo, en la Avenida Leandro N. Alem al 600, previa concentración en la intersección de esa arteria y Callao a partir de las 11.