El conductor fue denunciado por varias personas a raíz de la forma en que manejaba por las calles de Bahía Blanca. Cuando lograron interceptarlo y someterlo al control, superaba ampliamente los límites permitidos.
El conductor de una camioneta Mazda -dominio DPY 404- fue observado minutos después de las 21:30 por ocasionales transeuntes que llamaron al 911 al percibir que circulaba de manera temeraria por la ciudad de Bahía Blanca.

Efectivos policiales y de la Guardia Urbana lograron interceptarlo en calle Yrigoyen al 200 de esa ciudad y lo sometieron al correspondiente control de alcoholemia.

Test de alcoholemia.jpg
El mismo arrojó 2.89 y 3.09 gramos por litro de alcohol en sangre, valores irrefutables del estado en que se encontraba el sujeto al volante y el peligro que significaba tanto para sí mismo como, especialmente, para terceros.