El juez federal Sebastián Casanello dictó el sobreseimiento del presidente Mauricio Macri en la causa en la que estaba acusado de escuchas ilegales a su ex cuñado y a un familiar de una víctima del atentado contra la AMIA.


De acuerdo a la resolución, el juez dispuso "desvincular definitivamente a Mauricio Macri" de la investigación que ya está elevada a juicio al sostener que no hay "siquiera una prueba directa" que acredite que Macri ordenó escuchar a su cuñado, Néstor Leonardo ni a Sergio Burstein.

En la resolución, el magistrado sostuvo que no hay pruebas como para "adjudicarle formar parte de unas asociación ilícita dedicada al espionaje clandestino".

Macri había sido procesado en el año 2010 por el juez Norberto Oyarbide, quien por entonces tenía el caso a su cargo. Esa medida luego fue confirmada por la Cámara Federal, pero el expediente siguió adelante con sucesivos pedidos de sobreseimiento por parte de la defensa del presidente.

El fallo distingue las "responsabilidades políticas y responsabilidades penales", y aclara que la justicia debe siempre resolver sobre las "penales".

"Una cosa es asignar responsabilidad política -o de gobierno- por haber tomado decisiones que pueden ser criticadas o censuradas...otra muy distinta, atribuir responsabilidad penal por haber participado de actividades delictivas", advirtió Casanello.

Semanas atrás el fiscal Jorge Di Lello había solicitado el sobreseimiento, a lo que el juez hizo lugar, por lo que el mandatario no irá a juicio oral por la causa.

Las querellas sostenían en cambio que el teléfono de Leonardo fue intervenido de manera ilegal luego de que Franco Macri contrató a una empresa estadounidense para espiarlo a raíz de su vínculo con Sandra Macri, la hermana fallecida de Mauricio, y ex mujer de Leonardo.

Néstor Leonardo considera que Mauricio Macri estaba al tanto de todas las escuchas, pero el juez desechó ese argumento.

Quien sí irá a juicio es el primer jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, acusado de presunto espionaje ilegal. Para Casanello, no hay prueba alguna de que Macri hubiera conocido estas actividades de Palacios.

"Macri no podía consentir ni tolerar lo que no conocía", dijo el juez al citar la declaración testimonial de Guillermo Montenegro, ex ministro de Justicia y Seguridad porteño, quien dejó a salvo a Macri en relación a Palacios, como jefe de Gobierno porteño.

Según el fallo, fue Palacios quien estuvo "detrás de la intervención ilegal del teléfono de Burstein". En cuanto a la del ex cuñado de Macri, para el magistrado "detrás de la intervención ilegal del teléfono de Leonardo asoma Franco Macri", a través de agencias de seguridad privadas y personas interpuestas.

La causa ya fue elevada a juicio y serán juzgados el ex espía Ciro James, el ex ministro de Educación Mariano Narodowski, el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios, y su entonces segundo Osvaldo Chamorro; entre otros.

Días atrás, el juez Casanello dio por concluida la investigación al considerar que no quedaban pruebas por realizar, luego de que fracasó un pedido de informes a Estados Unidos, sobre la empresa Ackerman, que fuera contratada por Franco Macri, supuestamente para vigilar a Leonardo.

El juicio oral a las personas acusadas estará a cargo del Tribunal Oral Federal 5 que fijó fecha de comienzo de debate para septiembre de 2017.