El futbolista Juan Sánchez Miño, ex jugador de Boca Juniors, fue procesado por la Cámara Nacional en lo Criminal por atropellar con su vehículo circulando de contramano a un motociclista, en una zona cercana a La Bombonera cuando se desempeñaba para el club de la Ribera.
La Sala V de la Cámara consideró que el 24 de abril de 2014, cuando se retiraba de un entrenamiento del equipo xeneize, Sánchez Miño cometió el delito de "lesiones culposas".

Según constancias del expediente, el futbolista que recientemente pasó al Cruzeiro de Brasil, circulaba a contramano por la calle Espora hacia la avenida Almirante Brown, cuando se cruzó con el motociclista. El damnificado, para evitar la colisión con el automóvil, debió realizar una imprevista y brusca maniobra, lo que provocó que cayera de su rodado.

"Como consecuencia de ello –de acuerdo al sumario penal- la víctima sufrió lesiones de carácter leve", pero debió ser trasladado al Hospital Argerich, cercano al lugar donde se registró el episodio.

El jugador intentó justificar su conducta argumentando que "en los hechos" es de doble mano, ya que "no existe ningún cartel", y, agregó que "se toma como una habitualidad que los vehículos circulen en sentido contrario". Sánchez Miño sostuvo que solía circular como lo hizo el día del accidente "por la inseguridad" que, afirmó, hay en el lugar.

Informes agregados al sumario consignaron, en cambio, que Espora, en la intersección con Almirante Brown, "posee sobre ambos márgenes carteles de señalización con el sentido de circulación".

Los camaristas Ricardo Pinto y Mirta López González consideraron que si Sánchez Miño hubiese respetado el sentido de circulación de la calle por la que circulaba "no se habría interpuesto en el camino del damnificado" ni provocado lesiones al motociclista.

Pero para los camaristas "Sánchez Miño violó el deber objetivo de cuidado que debía observar en la conducción de su vehículo, al circular en sentido contrario por una arteria".