La víctima de 56 años, fue liberada el pasado 17 de diciembre después de que agentes de por casualidad llegaran al lugar en donde estaba el hombre en condiciones inhumanas.

Una pareja de la Policía Nacional de España puso fin al calvario de un hombre de 56 años que llevaba años encerrado en un palomar de apenas tres metros cuadrados.


HOMBRE ENCERRADO


Los agentes hallaron al hombre en la localidad sevillana de Dos Hermanas en pésimas condiciones de salud e higiene, desnudo en un cuartucho sin techo de tres metros cuadrados y sin acceso a agua corriente.


Los hermanos de la víctima, un hombre de 76 años y una mujer de 61, explicaron a la policía antes de ser detenidos que mantenían aislado al familiar debido a problemas mentales y reconocieron que administraban la pensión de la víctima, de 1.000 euros mensuales.

En el palomar, la víctima no tenía acceso a agua corriente ni a otras estancias de la vivienda. La Policía vio que había varias botellas de plástico donde el hombre hacía sus necesidades. "Su estado de salud e higiene eran lamentables y las condiciones del lugar, completamente insalubres", manifestaron los policías.

Los dos hermanos fueron detenidos por delitos contra la integridad moral, de malos tratos en el ámbito familiar y detención ilegal. Fuentes policiales confirmaron que se encuentran en libertad con cargos.

Según los servicios médicos que atendieron a la víctima, hacía veinte años que no recibía asistencia en un centro sanitario.