El hombre tuvo problemas para emerger de su auto de alta gama, ya sea por la edad, el porte o la falta de agilidad. Y sus amigos no podían parar de reírse ante la escena.
Un hombre que quería lucirse en su auto BMW extra bajo, pero sólo consiguió pasar vergüenza ante sus amigos porque quedó atorado en su asiento, incapaz de salir por el estrecho espacio entre el piso, el volante y el techo del vehículo.

Para colmo de males, los amigos del conductor no ayudaron mucho con sugerencias como que use "los músculos de la panza" para salir del costoso auto, y encima grabaron la escena y la compartieron a través de YouTube.

A un conductor canchero se le complicó salir de su BMW