La niña estaba supervisado por un adulto, pero no pudo quedarse quieto con toda la atención que recibió de las mascotas, que le arrancaron una sonrisa.
Un bebé se convirtió en una estrella viral con el video donde se lo ve interactuar con dos perros pugs que se desviven para hacerlo reír. La niña se descostillaba de risa mientras un adulto que evitó que se cayera de la cama.

La pequeña, cuyo nombre es Kennedy, tiene seis meses y vive con sus padres en San Francisco, en los Estados Unidos, informó el sitio Daily Mail. La niña está acostumbrada a interactuar con Barnum (el primer perro que aparece en el video) y Bailey, y cada episodio es un evento.

La madre de Kennedy, Shannon Green, fue la encargada de compartir el video en YouTube.

Un bebé feliz con sus dos pugs