Un tribunal de Estambul condenó a la Federación turca de Fútbol a compensar a Halil Ibrahim Dinçdag, al que le prohibió ejercer su función debido a su condición sexual, según informaron los medios locales.
El juzgado decretó el pago por parte de la Federación Turca de Fútbol de 77.900 dólares a Halil Ibrahim Dinçdag, después de un largo proceso judicial que se remonta al 2009.

El árbitro, de 39 años, dio el paso de anunciar sus preferencias homosexuales en un estudio de televisión hace seis años.

Su revelación suscitó controversia y alimentó las páginas de los medios y los debates en un país en el que los deportes son practicados en su mayoría por varones, y en el que los homosexuales componen un colectivo objeto de vejaciones y discriminaciones.

Después de su revelación pública, la Federación le retiró de forma inmediata su licencia arbitral para categoría amateur, bajo el argumento de que Dinçdag también fue descartado para el servicio militar por el mismo motivo.