Los soldados de ISIS tienen permitido abusar sexualmente de las esclavas, principalmente de la minoría yazidí, pero sus líderes espirituales les pusieron ciertos límites.
Los líderes espirituales del Estado Islámico publicaron a principios de este año una fatwa, o reglamento, para que los yihadistas puedan disponer sexualmente de sus esclavas, que son en especial mujeres pertenecientes a minorías cristianas o yazidíes.

Una copia de la fatwa fue obtenida en Siria por militares estadounidenses en mayo de este año y luego fue publicada por la agencia Reuters, informó el sitio Gawker.

  • No está permitido tener relaciones íntimas con una mujer cautiva hasta que haya tenido su período y esté limpia.
  • Si está embarazada, no está permitido que el hombre tenga relaciones sexuales con ella.
  • No está permitido que aborte si está embarazada.
  • Si un hombre libera a su cautiva, él y sólo él puede tener relaciones sexuales con ella, y no está permitido que se la entregue a otro hombre.
  • Si un hombre posee una mujer cautiva que tiene una hija que está en edad de tener relaciones íntimas, y tiene sexo con la hija, no tiene pemitido tener sexo con la madre, que estará fuera de su alcance definitivamente. Si, en cambio, el hombre tiene sexo con la madre, la hija estará fuera de su alcance permanentemente.
  • El hombre que sea dueño de dos hermanas no tiene permitido tener relaciones sexuales con ambas. Si tiene sexo con una, la otra queda fuera de su alcance. Si desea a una hermana, debe renunciar antes a la otra.
  • Si una esclava es propiedad de un padre, no puede tener sexo con el hijo. Del mismo modo, si una esposa tiene una esclava, su marido no puede tener sexo con esa mujer.

Otros hábitos sexuales, como la penetración anal o las relaciones durante la menstruación, también está prohibidas para los yihadistas, al igual que los es violar a una mujer que es propiedad de uno o varios hombres.

El documento finaliza con un mensaje para que los hombres que se llaman dueños de esas mujeres las traten con cuidado y no le pidan "tareas que saben que son imposibles" para ellas.