Se disponían a tratar las leyes de Presupuesto 2016, Reforma Impositiva y las declaraciones de emergencia en Seguridad, del Servicio Penitenciario Bonaerense y de Infraestructura y Servicios Públicos.

Los proyectos, enviados por la gobernadora María Eugenia Vidal, no lograron ser debatidos por Diputados, tras una intensa jornada de negociaciones entre los bloques Cambiemos y Frente para la Victoria, luego de que este último se negara a votar parte del Presupuesto.

Las sesiones habían sido convocadas para las 14, pero minutos antes del comienzo trascendió que el bloque del FpV de Diputados, que conduce José Ottavis, se oponía a aprobar los más de 90 mil millones de pesos de endeudamiento que contempla el Presupuesto.

Cambiemos, que contaba en Diputados y Senado con el acompañamiento de los bloques Frente Renovador y GEN para aprobar el Presupuesto, precisaba de los votos del FPV para lograr la mayoría especial -dos tercios-, necesaria para sacar el endeudamiento.

Pero Ottavis y otros legisladores se negaban a levantar la mano para acompañar la autorización de deuda y le pedían al bloque Cambiemos, que lidera el diputado Manuel Mosca -mano derecha de Vidal-, que bajara el monto entre 45 y 55 mil millones.

Con ese panorama, el Frente para la Victoria y Cambiemos iniciaron negociaciones que duraron toda la tarde-noche, y sobre el cierre de la jornada no lograron llegar a un acuerdo.

Esta noche los diputados debían tratar, además del Presupuesto y la Reforma Fiscal para el año próximo, la declaración de emergencia por el plazo de un año en Seguridad, el Servicio Penitenciario Bonaerense y la de Infraestructura y Servicios Públicos.

La ley de Presupuesto contempla gastos por 354 mil millones de pesos y un endeudamiento por más de 90 mil millones, mientras que la Reforma Impositiva incluye un aumento promedio de 26 por ciento del impuesto inmobiliario rural, edificado y baldío, entre otros puntos.

Las declaraciones de emergencia en Seguridad y el Servicio Penitenciario Bonaerense serán por un año y los responsables de esas áreas, Cristian Ritondo y Carlos Mahiques, podrán durante ese tiempo convocar a retirados, reubicar personal, cambiar destinos, disponer bajas y ascensos, entre otras cosas.

La emergencia en Infraestructura y Servicios Públicos será también por el plazo de un año y en la norma queda habilita la gobernadora Vidal a intervenir todos los entes, empresas y sociedades de propiedad exclusiva del Estado Provincial.