La filial italiana de la empresa tecnológica llegó a un arreglo con el gobierno de ese país y pagó impuestos sin abonar entre 2008 y 2013.
El diario La Repubblica señaló que el acuerdo se alcanzó después de meses de intensas negociaciones entre los abogados de la compañía de Cupertino y el gobierno italiano.

El fisco italiano se rehusó confirmar la información, pero aseguró que tampoco pedirá ningún desmentido o rectificación.

El diario señala que la compañía se comprometió el pasado martes a pagar US$347 millones, la cantidad demandada por las autoridades italianas, por no pagar el impuesto sobre la renta de las sociedades durante cinco años.

La investigación fue coordinada por los fiscales de Milán, Francesco Greco y Adriano Scudieri, que acusaron a Apple de haber facturado sus ventas italianas en Irlanda, sede europea de la multinacional y donde disfruta de un sistema fiscal más ventajoso.

Los fiscales comunicaron el pasado mes de marzo la apertura de una investigación contra el consejero delegado de Apple Italia, Enzo Biagini; el director financiero Mauro Cardaio y el número uno de la empresa irlandesa, Aple Sales International, Michael O'Sullivan.

El acuerdo alcanzado no cancela la situación procesal de estas tres personas y los procuradores, que concluyeron su investigación hace tres meses y podrían solicitar próximamente su enjuiciamiento.

Por otro lado, los procuradores milaneses investigan también un caso de presunta evasión fiscal de otro gigante tecnológico, Google, y la Hacienda italiana está tratando de alcanzar un acuerdo con los directivos del buscador más famoso de internet.

Según el mismo rotativo, Italia aspira a embolsarse alrededor de US$164 millones con este último acuerdo, que aún no fue cerrado.