Nicolás mantenía a su familia, falleció en el hospital luego de tres paros cardíacos, provocados a raíz de un accidente en el que además del motociclista, participaron otros dos vehículos que se dieron a la fuga.
Nicolás tenía 18 años, durante el día trabajaba de albañil y de noche era repartidor de pizzas. Anoche, alrededor de las 23, se dirigía a entregar un pedido, pero terminó siendo parte de un accidente en avenida 12 de octubre de Quilmes, en el que también participaron un automóvil marca Chevrolet Aveo color gris y una camioneta Kangoo, que tras chocarlo escaparon del lugar.

El joven, que según se pudo saber colaboraba en gran medida para mantener a su familia a partir de sus dos trabajos, murió en el hospital de Quilmes 40 minutos después del accidente, luego de tres paros cardíacos.

El repartidor habría venido circulando detrás del Aveo que frenó de golpe, obligando a Nicolás a recostar la moto sobre la calzada y a cambiarse de carril, lo que provocó que fuera embestido por la Kangoo. Tras el impacto, varios testigos dijeron ver al joven levantarse y volver a caer al piso.

Ahora la familia de la víctima le reclama a la comisaría 3ra. de Quilmes que intervino en el hecho las cámaras de seguridad de la zona para identificar a los conductores.