"Llama poderosamente la atención que el Presidente valore más la opinión de la señora Tompkins en relación al supuesto daño medioambiental", cuestionó la ex mandataria por Twitter.
La ex jefa de Estado Cristina Kirchner salió este jueves, en el último día de 2015, al cruce del presidente Mauricio Macri por la posible interrupción de las obras de construcción de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner. A través de su cuenta de Twitter, la ex mandataria seleccionó fragmentos de una publicación del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) para manifestar su propia disconformidad con una eventual suspensión de las obras.

Esa posibilidad trascendió luego de una reunión que el Presidente mantuvo con la viuda de Douglas Tompkins, Kris Tompkins, quien lo puso al tanto sobre los posibles daños medioambientales que la instalación de las represas podría ocasionar.
"Llama poderosamente la atención que el Presidente valore más la opinión de la señora Tompkins en relación al supuesto daño medioambiental que las represas ocasionarían a la provincia de Santa Cruz que la legislación provincial, las resoluciones de la audiencia pública realizada el 9 de diciembre", resaltó la ex presidenta del texto firmado por el director del OETEC, Federico Bernal.
La publicación también cuestiona que Macri no haya puesto en la balanza "los ingentes beneficios socioeconómicos y energéticos que las represas significarán para Santa Cruz y el país" y "las relaciones estratégicas con la potencia número uno del planeta y sus cerca de 13.000 millones de dólares en inversiones comprometidas en sendas obras de infraestructura".
Cristina Kirchner hizo foco además en un párrafo de la nota que advierte sobre la presencia del vicepresidente de la ONG Parques Nacionales, Emiliano Ezcurra, en la reunión entre Macri y la viuda de Tompkins. Según señala la publicación, Ezcurra trabajó durante 20 años en Greenpeace hasta que fue despedido por haber sido descubierto como el artífice de una "muy peculiar estafa en la provincia de Salta en tiempos de militancia para dicha ONG" a fin de "impedir la construcción del Gasoducto Norandino".
Con la excusa de proteger la vida de la comunidad de yaguaretés que supuestamente poblaban la zona, Ezcurra contrató "a un baqueano para pasear un ternero a caballo con un collar satelital supuestamente colocado a un yaguareté, de tal suerte de confirmar la presencia de los hermosos animales". "Ezcurra -hoy vicepresidente de Parques Nacionales- es el máximo responsable de la maquinación medioambiental contra las represas", expresa Bernal, en una frase que fue citada por la exjefa de Estado.
"El federalismo genuino, las industrias, los empresarios locales y nacionales, los trabajadores y la seguridad energética del país, en pocas palabras, el interés de los argentinos y las argentinas deben alzarse en defensa de este proyecto", señala el escrito citado por la exmandataria. Finalmente, subraya que "lejos de ser un daño para el ambiente y la sociedad significa un inédito aporte para el desarrollo social, productivo y económico del país".

Embed

Embed

Embed

Embed


Embed


Embed


Embed

Embed