El grato momento que pasamos en familia suele estar acompañado de una ingesta elevada de alimentos ricos en grasas y calorías, acompañado de bebidas alcohólicas. ¿Cómo se desintoxica el organismo?
Una vez terminada la celebración de la noche de año nuevo, solemos sentirnos cansados. En gran parte, por el cambio de sueño provocado al trasnochar, pero también acompañado por la cantidad de alimentos que comemos en la cena. ¿Qué hacemos el día después?
Es necesario poder desintoxicar el organismo pero nada de dietas extrañas o extremas. Para el post festejo es fundamental respetar las 4 comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y sumar 2 colaciones (opcional). No se debe dejar de comer, como la mayoría de las personas hace.
El día después de las fiestas se recomienda consumir en desayuno y merienda una infusión (té, café o mate cocido) cortada con leche descremada endulzada con edulcorante, 1 tostada de pan integral con queso untable descremado y 1 jugo de naranja exprimido. Las colaciones a realizarse pueden ser 1 fruta (no banana, uva e higo) o 1 pote de yogur descremado, según recomienda la licenciada Julieta Lupardo, Nutricionista de Halitus Instituto Médico.
En almuerzo y cena la opción adecuada sería pollo o pescado acompañado de verduras tanto crudas como cocidas de todos los colores (evitando papa, batata y choclo). De esta manera se combinan colores, nutrientes y rica comida. Se puede seleccionar como postre una fruta o gelatina dietética. El agua es la bebida por excelencia para consumir durante todo el día pero puede reemplazarse por limonada, agregando 1 taza de jugo de limón natural a 1 litro de agua.
Es necesario acompañar la alimentación con actividad física para que no haya un aumento de peso después de éstos eventos. Siguiendo estos consejos, se puede desintoxicar comiendo bien, rico y sano.