Ocurrió en el Dique Ballester cuando un grupo de personas comía un asado. Se desató una tormenta eléctrica. De los heridos, que debieron ser trasladado de urgencia a una clínica privada de la ciudad, cuatro se encuentran en grave estado.

La violenta tormenta eléctrica que se desató este primero de enero en la ciudad de Neuquén provocó diez heridos graves producto de la caída de una rayo. Las víctimas fueron sorprendidas cuando disfrutaban de un asado familiar al aire libre.

De acuerdo al diario Río Negro, los heridos presentan quemaduras y problemas auditivos. De los diez lesionados, cuatro adultos permanecen internados en terapia intensiva en una clínica privada de Neuquén.

El hecho ocurrió esta tarde, a las 14, en el Dique Ballester. Hasta el lugar llegaron personal de Bomberos, una ambulancia del hospital de Centenario y otra del Sien, añadió Neuquén al instante.