Gisela Mota, del Partido de la Revolución Democrática, se disponía a iniciar su mandato en la localidad de Temixco cuando unos sicarios la mataron.
Gisela Mota Ocampo, la alcaldesa de la localidad de Temixco, en México, fue asesinada este sábado por la mañana por cuatro sicarios que abrieron fuego contra su casa del barrio Pueblo Viejo. La funcionaria había asumido su cargo el viernes pasado.

Mota Ocampo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), se había convertido en la primera mujer en llegar a la alcaldía de Temixco, en el estado de Morelos, uno de los más golpeados por el narcotráfico.

La funcionaria de 33 años fue asesinada en su casa de la calle Lázaro Cárdenas sólo un día después de asumir su cargo, lo que generó el repudio de las autoridades de Morelos así como también de sus copartidarios, informó el sitio El Universal de México.

Embed
Tras el ataque inicial, la escolta de Mota persiguió a los sicarios y pidió el apoyo de la Policía, que pudo alcanzar la camioneta negra en la que intentaron huir. Dos de los asesinos murieron y los otros fueron arrestados.

"El modelo de mando único actuó con eficacia al abatir a dos y detener a un par de presuntos responsables del atentado criminal", informaron las autoridades de Morelos a través de un comunicado difundido por la prensa local.

Embed
La noticia de la muerte de Mota fue confirmada por el gobernador de Morelos, Graco Ramírez.

Embed