Los socorristas nucleados en la Asociación de Guardavidas de Pinamar convocaron a una huelga total de actividades con movilización para el próximo 6 de enero.

La organización gremial resolvió por unanimidad anunciar la medida de fuerza "ante la falta de respuesta del actual intendente Martín Yeza", según denunciaron en un comunicado. Y agregaron: "Es necesario que el gobierno municipal ejerza su poder haciendo cumplir las leyes: nacional (27155) y provincial (14798) que regulan la actividad y que son sistemáticamente trasgredidas por el sector empresarial de la playa quienes acaban de obtener 20 años de permiso de explotación".

Desde el gremio expresaron que "hay 20 balnearios que siguen sin tener guardavidas y el 80 por ciento de los puestos no cumplen con los elementos mínimos e indispensables para seguridad de los bañistas y de los propios trabajadores".

Según expusieron en el comunicado, dichos incumplimientos han sido constatados por la dirección de seguridad en playas en diferentes inspecciones.

"El nuevo intendente enfrenta el desafío de hacer cumplir la ley poniendo fin a tantos años de sometimiento del sector por parte de los concesionarios de los balnearios", indicaron. Y finalizaron: "Los guardavidas lamentan verse forzados, una vez más, a tomar esta medida de fuerza".

Por último, desde el gremio recomiendan no meterse al mar durante la huelga.