En Arrecifes, durante el primer día de la competencia, algunas motos se quedaron a la vera de un arroyo y los hinchas los socorrieron con éxito.
El español Carlos Fernández y el italiano Toia Diocleziano fueron algunos de los motociclistas involucrados, que terminaron agradeciendo con alegría la desinteresada ayuda de los fanáticos.

Dakar