El ministro de Seguridad bonaerense explicó que el descabezamiento de la cúpula policial de Quilmes fue por "la falta de colaboración" en el operativo. "Estamos trabajando día y noche para dar con los delincuentes", afirmó el funcionario.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, aseguró que "no se puede cambiar en 20 días las malas prácticas de muchos años" en referencia a los desplazamientos de las cúpulas de diferentes fuerzas de seguridad.

Embed
En declaraciones radiales, el funcionario dijo además que donde vea "irregularidades" en la investigación "cambiará a la gente", y explicó el descabezamiento de la cúpula policial de Quilmes por la falta de "colaboración" en el operativo.

"La verdad que la DDI de Quilmes no ha sido colaborativa. Necesitamos la colaboración, y hemos decidido los reemplazos. Todo aquello en lo que tengamos dudas sobre cómo está trabajando, lo vamos a tocar. Desde la campaña venimos diciendo que vamos a ir contra la mafia, y es lo que estamos haciendo en los primeros días de Gobierno", sostuvo.

En este sentido, aseguró que "no hay plazos" para recapturar a los condenados del triple crimen de General Rodríguez que se fugaron hace 8 días del penal de General Alvear. Y agregó: "Hace una semana que estamos trabajando día y noche para dar con los delincuentes. Seguimos las pistas, pero la verdad que no podemos hablar de plazos".

Ritondo señaló que no le encuentra sentido al ataque a balazos que los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci realizaron contra dos efectivos policiales en Ranchos, aunque aseguró que hubo "algún mensaje" porque los prófugos "se sienten impunes".

"No le puedo encontrar sentido. Era un control donde ellos podrían haber seguido. Era un control que ya se estaba retirando, había un recambio. El único sentido era el de mostrarse, el decir 'acá estamos'. En una fuga uno trata de aparecer lo menos posible, algún tipo de mensaje hay, yo creo que se sienten impunes. Fue un hecho absolutamente irracional para cualquiera", afirmó.

Ritondo insistió también con que hubo "complicidad" en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), y resaltó que por eso, la gobernadora María Eugenia Vidal descabezó la cúpula del organismo. Además, reiteró que hay sectores de la Policía "que no están dispuestos a colaborar", y que por eso decidieron conformar un comando unificado amplio con las fuerzas nacionales. Con respecto a la figura de Vidal, Ritondo afirmó que es "una gobernadora presente, colaborativa" y que la situación "le preocupa y le ocupa".

"Para mí es imprudente hablar de plazos. La verdad que todo el equipo nuestro hace una semana que no duerme, y vamos a seguir trabajando y seguir dando esta pelea que hay que dar en todo el país y en la provincia de Buenos Aires contra estas mafias organizadas, contra el narcotráfico", concluyó.