Durante la goleada del Chelsea al Crystal Palace por la Premier League inglesa, a Frazier Campbell, no le importó la presencia de César Azpilicueta en el piso y quiso pegarle al balón con toda su fuerza. De milagro no hubo consecuencias serias. Mirá el video.