El titular de la AFIP, Alberto Abad, informó que la recaudación creció 33,6% en diciembre y totalizó $ 145.034 millones. De esta forma, el año pasado alcanzó los $ 1.537.948 millones, lo que representa una suba de 31,5%.
La recaudación impositiva cerró el 2015 con una marca récord de 1 billón 537.948 millones de pesos, con un crecimiento de 31,5 por ciento respecto al año anterior, informó esta tarde el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad.

En un contacto con la prensa, el funcionario precisó además, que en diciembre los ingresos sumaron 145.034 millones de pesos, con un avance de 33,6 por ciento interanual.

"Es una evolución razonable en la lógica de como venía desenvolviéndose en el año", señaló el titular de la AFIP, Alberto Abad, en diálogo con la prensa.
Entre las subas más importantes se destaca Ganancias, que creció 42,8 por ciento y alcanzó a 381.463 millones de pesos.
El IVA recolectó 433.076 millones de pesos, con un aumento interanual de 30,8 por ciento.
A su vez, el sistema de seguridad social mejoró 34,8 por ciento y trepó a 401.044 millones de pesos.
El impuesto al cheque creció 27 por ciento y contabilizó 97.479 millones de pesos.
Por su parte, las retenciones sufrieron una baja de 9,7 por ciento y se ubicaron en 75.939 millones de pesos.
Los impuestos a las importaciones subieron 18,1 por ciento a 35.513,8 millones de pesos.
A su vez, por bienes personales se pagaron 18.210 millones de pesos, con un alza de 26,9 por ciento.
En otro orden, Abad reiteró que el Gobierno no tiene en sus planes ofrecer un sistema de blanqueo o de moratoria e insistió en las que modificaciones serán presentadas en el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional el 1º de marzo.
Abad se mostró confiado en que los mayores esfuerzos fiscales que devienen de las últimas medidas adoptadas por el Gobierno en podrán ser compensadas con un aumento de la producción.
"Es la etapa del aumento de la producción", dijo Abad a modo de desafío pero al mismo tiempo advirtió que "tenemos que ver que hacen los actores sociales".
En este sentido, marcó que 2016 "será desafiante para la situación fiscal" y por ende "para la tarea recaudatoria".