El director general de la AFIP, Alberto Abad, aclaró que durante su gestión no habrá "blanqueos ni moratorias", y confió en que "con la reactivación económica, el gobierno recuperará recursos fiscales perdidos por eliminación de impuestos" como las retenciones.

Abad, señaló este lunes en conferencia de prensa que "se está trabajando en una agenda impositiva cuya prioridad es la modificación de ganancias" para luego ir resolviendo "las inequidades más relevantes" del sistema tributario.

Estimó que cuando el gobierno pueda liberar "las fuerzas productivas maniatadas" por medidas de la anterior gestión "se podrán compensar los recursos tributarios perdidos" por anulación de impuestos como retenciones y otros, aunque reconoció que el 2016 representará un "desafío para la actividad fiscal".

Además manifestó que en su gestión "no habrá moratorias ni blanqueos, y todo el mundo se va a tener que adaptar al cumplimiento voluntario del pago de impuestos".

Abad dijo que el objetivo del gobierno de lograr "Pobreza cero" será "el eje director de la política fiscal". Al referirse a las modificaciones que encarará el gobierno durante el año, que serán elevadas al parlamento en marzo, señaló que "se hará una agenda que trate de resolver las inequidades más flagrante, empezando por ganancias" y que le podrían seguir la situación de monotributistas y autónomos.

"Sabemos que este gobierno va a afrontar un 7% de déficit fiscal y si hay una fórmula mágica por la cual bajamos todos los impuestos y resolvemos el déficit fiscal, yo no la tengo", ironizó el funcionario.

El jefe de la AFIP señaló que "se establecerán prioridades" y reconoció que "en 30 días no se puede hacer equitativa toda la estructura tributaria, por eso vamos a buscar que lo que se haga respete más la equidad social en el tiempo".

Abad señaló que "hay un conjunto de medidas" de tipo tributario en las que el gobierno está trabajando, como la baja del IVA en los artículos de la canasta básica.

Dijo que la semana próxima la AFIP informará sobre el procedimiento para devolver aproximadamente los 1.500 millones de pesos a los contribuyentes que realizaron compras en el exterior correspondiente a la retención del 35% por IVA.

Agregó que se analiza también "ordenar" el sistema de compras al exterior por Internet "haciéndolo más sencillo", pero teniendo en cuenta los controles que se necesitan sobre esas importaciones.

Añadió que se tratará de resolver la situación de monotributistas y autónomos, y que se analiza un sistema de actualización y movilidad "que sea razonable" sobre categorías y cuotas mensuales.