El niño, que aún no cumplió tres años, se llevó todas las miradas tras la salida al escenario de su madre.

Verónica Ojeda debutó el lunes por la noche con Soñadores, historias de vida en Mar del Plata, en un espectáculo donde baila y canta junto a un cuerpo de bailarines. "El público me recibió muy bien, en los estrenos hay muchos nervios y emoción, se mezclan emociones", expresó la ex pareja de Diego Maradona. Sin embargo, su experiencia no fue del todo cómoda.

Ojeda llevó a su hijo Diego Fernando al teatro, quien en medio de la función se llevó todas las miradas tras protagonizar un berrinche desde la platea: "Empezó a llorar a los gritos con que quería subir al escenario", expresó la mujer a Desayuno Americano.


Seguí leyendo más en RatingCero.com