Desde ATE advirtieron que se encuentran en estado de alerta y movilización mientras que el secretario general de la Asociación del Personal Legislativo reclamó dejar sin efecto "la desafortunada decisión adoptada".
El secretario general de ATE Congreso, Claudio Britos, advirtió este martes que el sindicato se encuentra en "estado de alerta y movilización" tras la decisión de la vicepresidenta Gabriela Michetti de dar de baja en el Senado 2.035 designaciones calificadas como "políticas".

Además, alertó a Michetti que el gremio "no" va a "permitir el atropello", aunque dijo que el sindicato "no" está en desacuerdo sobre la auditoría impulsada por la vicepresidenta, pero reclamó "participación" de su organización en la comisión conformada en ese sentido.

"Nosotros estamos en alerta y movilización", advirtió Britos en diálogo con radio La Red y amplió: "Yo, como representante de trabajadores, lo que no voy a permitir es el atropello".

El jefe sindical consideró que "la vicepresidenta tomó una decisión errónea" con las cesantías, porque el "eslogan" de Cambiemos en la campaña era "consenso y diálogo".

En esa línea, protestó al asegurar que el gremio "no" recibió "ninguna" notificación "oficial" respecto de la medida que promovió Michetti. "Si ellos quieren hacer una gestión clara, de cara a la sociedad, yo creo que estos temas se tendrían que haber llevado a la paritaria y todavía no la abrimos a la paritaria", concluyó.

En tanto Norberto Di Próspero, secretario general de la Asociación del Personal Legislativo (APL) solicitó "a las autoridades del Senado que dejen sin efecto la desafortunada decisión adoptada y se conforme una Comisión, con la plena participación de los gremios, que se encargue de analizar las supuestas situaciones de anomalía y solo posteriormente, de acuerdo a las conclusiones a que llegue la misma, se adopten las medidas que pudieran corresponder".

Y denunció: "No es posible predicar sobre una Argentina más justa y republicana si el amparo legal es válido para algunos, en tanto que los trabajadores son sujetos de sospecha, personas a las que se niega el debido proceso y que ni siquiera merecen el beneficio de la duda".