El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, aseguró que "está en manos" de los gremios llevar adelante las "acciones que crean convenientes" frente a la decisión de revisar contratos de empleados públicos.
Ibarra además advirtió que desde el oficialismo se está avanzando en el tema "con responsabilidad" y que los sindicatos estarán "a favor".

"Hemos tenido conversaciones con los dos gremios (ATE y UPCN) sobre que vamos a ir muy fuerte respecto de los contratados que no están cumpliendo una función en el Estado, porque es una falta de respeto hacia los propios empleados y la ciudadanía. En ese sentido, los gremios van a estar a favor de resolver las situaciones que no tienen ninguna justificación", evaluó el funcionario.

Los conceptos de Ibarra se suman a la decisión adoptada ayer por la vicepresidenta Gabriela Michetti de dar de baja 2035 contratos hechos por su antecesor Amado Boudou, que también tuvo rechazo sindical.

En ese contexto, el referente del Frente Renovador y diputado nacional Sergio Massa brindó su respaldo a Michetti y aseguró que "a los ñoquis hay que echarlos. Es muy sencillo, no tiene que mediar ninguna discusión". No obstante, la iniciativa oficial fue rechazada de plano por la opositora Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que ya adelantó que no va a permitir el "atropello" y se declaró en "estado de alerta y movilización".

Lo mismo sucedió con la Asociación de Personal Legislativo (APL), que solició a Michetti que "deje sin efecto" la baja de los contratos y que le conceda a los trabajadores "la republicana posibilidad de ejercer el derecho de defensa".
En una conferencia de prensa en la Casa Rosada, Ibarra sostuvo que "está en manos de ellos (por los sindicatos) llevar adelante las acciones que crean convenientes, pero nosotros estamos haciendo esto con responsabilidad".

"Los gremios, según me lo han manifestado, van a estar a favor de resolver esas situaciones que no tienen ningún justificativo;
luego está en manos de ellos el llevar a cabo las acciones que crean convenientes", remarcó el funcionario, quien advirtió que se está realizando una "evaluación de todas las áreas del Estado".

Sobre ello, refirió que "nos llamaba la atención la importante incorporación de contratos, sobre todo en los últimos tres años
, ya que cuando se compara con años anteriores, se registra un crecimiento de más del 50 por ciento".

Ibarra focalizó en el "crecimiento injustificado y gigantesco en la planta del Senado" durante la gestión anterior, y criticó que "crezca en un 150 por ciento y además pasen a planta permanente".
Por ello, insistió en que se irá "muy pero muy fuerte respecto de contratos que no cumplen función en el Estado" ya que "es una falta de respeto hacia la ciudadanía y hacia los propios empleados".