La secuencia es impactante y no parece tener una explicación lógica. El hombre se arrojó el auto metros antes de cruzar las vías. En ese momento, pasó el tren a centímetros de su humanidad. Mirá el video.