Un estudio elaborado por el comparador de vuelos Skyscanner entre un millar de pasajeros reveló que el asiento más elegido de los aviones es el 6A. Esta es la principal conclusión de un informe que confirma resultados de estudios anteriores, según los cuales, un 46 por ciento de los viajeros prefiere volar en las seis primeras filas de la aeronave.
Los motivos de la elección responden, según Skyscanner, a que la ubicación delantera permite una mayor facilidad a la hora de bajar del avión, al hecho de que el ruido de los motores es menor en esta zona, e incluso a la posibilidad de ser los primeros a la hora de elegir la comida.

Los viajeros que prefieren los puestos cercanos a las alas lo harían, en cambio, porque en esta parte de la aeronave es donde se sienten menos las turbulencias.

El informe destaca también que un 60 por ciento de los pasajeros prefiere butacas de ventanilla - en especial aquellos que desean dormir-; un 39 por ciento se inclina por asientos junto al pasillo- especialmente si son altos o visitan con frecuencia el baño-, y un 1 por ciento opta por los del centro.