El nene de 12 años que mató a su amigo, Isaías Railef, en Río Negro, fue sobreseído porque, de acuerdo a fuentes judiciales, "al momento de cometer el hecho era un menor no punible".

La voz de Isaías Railef se apagó el 20 de abril pasado. Una certera puñalada terminó con los sueños del chico que quería ser rapero y jugador de fútbol. "Isa", como lo llamaban sus amigos y familiares, cursaba primer año en el CEM 20 de esta ciudad y murió a manos de un chico de 12 años, que concurría al mismo colegio.

La investigación judicial transcurrió varios meses en silencio, sin levantar polvareda, porque el autor era un chino no imputable según la legislación vigente. Por eso, el juez de Instrucción Marcos Burgos dictó el sobreseimiento del niño señalado como el autor de la muerte de "Isa".

El fallo se dictó a mediados de octubre pasado, pero no trascendió las paredes del primer piso del edificio de Tribunales, donde Burgos tiene su despacho. Recién el martes "Río Negro" pudo confirmar que se había dictado la sentencia que cerró la causa penal.

Fuentes judiciales informaron que el sobreseimiento del chico quedó firme luego de ser convalidado por la fiscalía y la defensora de Menores, que intervinieron en el caso.

Explicaron que el seguimiento de la situación del chico quedó a cargo de Desarrollo Social de la provincia.

"Cuando una persona no ha cumplido los 16 años y se le atribuye un hecho cuya calificación legal no supere los dos años de prisión, estamos ante un menor no punible", explicaron las fuentes.

Señalaron que la investigación judicial acreditó que el hecho existió y que el autor fue un chico de 12 años, consignó el diario rionegro.com.ar

"Al momento de analizar la responsabilidad penal, no era punible porque tenía 12 años, y en ese caso no importa la pena porque es un menor no punible", insistieron las fuentes consultadas.

El hecho ocurrió alrededor de las 13 del 20 de abril pasado, en cercanías del CEM 20, que funciona en la calle Anasagasti.

"Isa" salió del colegio, porque cursaba primer año y fue interceptado por el chico que lo atacó con un cuchillo. Un solo puntazo hirió de muerte al nene, que se desplomó al suelo ante la mirada atónita de algunos compañeros.

La muerte del estudiante generó una gran conmoción, sobre todo la comunidad educativa del CEM 20, familiares y amigos.

Funcionarios provinciales y municipales comprometieron acompañamiento y contención a la comunidad educativa, pero todo quedó a mitad de camino.

A principios de diciembre pasado, docentes del CEM 20 difundieron un comunicado sobre la crisis de esa institución educativa y recordaron el caso de "Isa".