El hombre, de 87 años, sufrió un traumatismo de cráneo al caerse en un baño y se encuentra en la sala de terapia intensiva de una clínica privada de la ciudad rionegrina.
El padre de la reina argentina de Holanda Máxima Zorreguieta está internado en un sanatorio de Bariloche por un traumatismo de cráneo que sufrió tras resbalarse y caer en un baño.

Se trata de Jorge Zorreguieta, de 87 años, quien se encontraba en la casa que posee su hijo en Villa La Angostura.

Fuentes del Sanatorio San Carlos informaron a AN Bariloche que el hombre ingresó este martes a las 15 con un importante golpe en la cabeza por haberse caído en un baño de la vivienda ubicada en la vecina localidad.

Luego del accidente, Zorreguieta fue trasladado a la clínica privada de Bariloche, donde le realizaron los estudios pertinentes y luego lo internaron en la sala de terapia intensiva.

Las fuentes consultadas señalaron que el padre de la reina argentina está "estable y fuera de peligro".

Confiaron que por precaución permanecerá en el área hasta este miércoles. La intención del equipo médico del sanatorio es trasladarlo durante la mañana a una sala común.

Tanto Jorge Zorreguieta como Máxima y el rey Guillermo de Holanda –junto a sus tres hijas-, visitaron La Angostura en varias ocasiones, ya que Martín Zorreguieta, su hermano, vive en la ciudad neuquina, donde posee un restaurante en el sector céntrico.

El padre de la reina de Holanda fue denunciado penalmente en 2011 por este país debido a la desaparición de un médico en plena dicturadura militar -1977-, cuando se desempeñaba como presidente de la Sociedad Rural Argentina.

Incluso, su vinculación con el régimen militar le ocasionó la imposibilidad de asistir a la boda de su hija y el príncipe heredero, en 2002.