El opositor Henry Ramos Allup ordenó descolgar todas las imágenes que no sean de Simón Bolívar del edificio parlamentario, aún a pesar de las críticas oficialistas.
Una de las primeras medidas de Henry Ramos Allup como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela fue retirar los retratos del difunto presidente bolivariano Hugo Chávez y de su sucesor, Nicolás Maduro, del edificio parlamentario.

A sólo un día de jurar en su cargo, Ramos Allup sentenció: "No quiero ver un solo cuadro aquí que no sea el clásico retrato del Libertador Simón Bolívar", y la orden se cumplió en seguida, aún a pesar de que recibió agresiones afuera del edificio.

Embed
Como era de esperarse, la decisión del presidente del poder legislativo generó numerosas críticas de parte de los sectores chavistas, pero también se generó un sinfín de memes en una comunidad de Facebook creada para la ocasión: "Allup trolls".

"No quiero ver ni a Chávez ni a Maduro, llévenselos para Miraflores o para el aseo, pero aquí nada", declaró Ramos Allup en referencia a la sede del Poder Ejecutivo venezolano, posible destino de los cuadros recién bajados.

ramos allup venezuela
Ramos Allup asumió su cargo junto a otros 98 legisladores de la Mesa de la Unidad Democrática y 46 del chavismo, lo que deja la Asamblea Nacional en manos de la oposición por primera vez en 17 años.

En su discurso inaugural, el funcionario aseguró que destituirá a Maduro "por vía constitucional" en un lapso de seis meses. "El cambio que estamos proponiendo es constitucional, pacífico y democrático", expresó según el sitio TeleSurTV.