La Cancillería expresó la "más enérgica condena" de nuestro país ante el nuevo ensayo nuclear que habría llevado a cabo hoy la República Popular Democrática de Corea.
De confirmarse, este cuarto ensayo sería el primero de una bomba de hidrógeno y se encontraría en abierta contradicción con el Tratado de No Proliferación (TNP) y con el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT), sostuvo el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

En este contexto, la Canciller Susana Malcorra subrayó la importancia de este Acuerdo y el aporte que hace la Argentina al funcionamiento de la red internacional de vigilancia y monitoreo que permite detectar precisamente eventos como este, que constituyen una abierta amenaza a la paz y a la seguridad internacional.

Asimismo "deja en evidencia la actitud desafiante de Corea del Norte ante los reiterados llamamientos de la comunidad internacional", agrega.

Malcorra fue invitada por el Secretario Ejecutivo de CTBT a unirse al Grupo de Personalidades Eminentes en apoyo de la pronta entrada en vigor del Tratado.

"La República Argentina considera imperioso que la República Popular Democrática de Corea cese sus actos de hostilidad, aviniéndose a dar cumplimiento a las obligaciones emanadas de las mencionadas resoluciones del Consejo de Seguridad, volviendo al Tratado de No Proliferación y sentando las bases que permitan al OIEA reemprender las actividades de salvaguardias en ese país", concluye el texto.