La actriz se refirió a sus épocas de adicciones a las drogas y admitió que se sintió discriminada por su entorno. "Quería ser madre y sabía que no iba a poder hacerlo si seguía en la droga", detalló.

Una de las protagonistas de Extinguidas, Noemí Alan, que supo ser una de las mujeres más top de los 80', vivió uno de los momentos más oscuros de su carrera artística y vida personal tras tener problemas con las adicciones a las drogas.

En una entrevista con DiarioShow, la actriz confesó que en esa época fue discriminada y la pasó muy mal: "Quería ser madre y sabía que no iba a poder hacerlo si seguía en la droga. Tener hijos fue mi motor para dejar de consumir. Además, hice un tratamiento con un terapeuta y me alejé de todas las personas que seguían metidas en las adicción".

"En su momento, me discriminaron mucho los medios, por eso ahora cuando voy al baño, no llevo cartera. No quiero que piensen que voy a tomar. De todas maneras, los que me quieren no se deben preocupar porque yo no le tengo respeto a la cocaína, le tengo terror", admitió.

En este marco, se refirió al episodio que vivió Moria Casán en Paraguay respecto a su adicción a la cocaína: "Me parece muy fuerte que haya entrado a un Tribunal con droga encima. O está demasiado pasada de rosca o se siente impune a todo. Pasa que el periodismo argentino la quiere mucho, pero ella se olvidó de que no estaba en su país y que se la tenían jurada por la vez que habló mal de los paraguayos".