El joven que fue agredido por rugbiers después de que le hiciera "un caño" a uno, Franco Baruzzi, sigue estando grave en el Hospital Municipal de Bahía Blanca después de que lo operaran ayer y le extrajeran un pedazo de cráneo.
María José Macalu, la novia de Baruzzi, aseguró esta mañana que los agresores "son un grupo de rugbiers de Bahía".

En diálogo con el diario LA BRÚJULA 24, María José reiteró que "todo empezó por una pelota", y pidió que "esa persona que le pegó en la cabeza y lo desmayó se acerque al hospital y lo vea. No queremos venganza, sólo que vengan y se den cuenta de lo que hicieron".

En un claro gesto de humanidad, la joven resaltó que "todos nos podemos equivocar, pero creo que si se queda en su casa -el agresor- va a ser mucho peor para él. Reconocer el error sana más".

Sobre el estado de salud de Franco, comentó que "ayer fue sometido a una cirugía, le extrajeron un pedazo de cráneo para bajar la presión, pero luego de algunas horas comenzó a tener alteraciones y volvieron a dormirlo, porque sentía mucho dolor".

Franco Baruzzi permanece internado en la terapia intensiva del Hospital Municipal. Sufrió una fractura de cráneo y sigue sedado con respiración asistida y monitoreo neurológico.