Un hombre sirio negoció el cuerpo de su esposa con traficantes para viajar a Europa. Después de llegar, la mujer le impuso una orden de alejamiento.

El hombre dejó que un grupo de traficantes de personas violaran a su esposa tres veces al día para "pagar" su viaje a Europa. El trato se realizó cunado el hombre se quedó sin dinero y les ofreció a su mujer.

Según informó el diario The Sun, él mismo la violó también a diario. La mujer, madre de cuatro hijos, solicitó una orden de alejamiento de su marido apenas llegó a Berlín.

Ahora, ella teme que su esposo o un familiar la asesine por "haber deshonrado a la familia".

Susanne Hohne, una psicoterapeuta de un centro sanitario de la capital alemana que trabaja con mujeres inmigrantes, dijo que la víctima sufre estrés postraumático. Hohne cree que la mayoría de las 44 mujeres a las que trata han sido víctimas de la violencia sexual durante su viaje para huir de la guerra.