Tres ejemplares de ciervos gamos pintados que estaban alojados en el zoológico de la ciudad de Mendoza fueron encontrados muertos en las últimas horas, lo que elevó a 14 el número de animales fallecidos en cuestión de semanas en esa institución.


La dirección del Zoológico, en coordinación con la secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia, había confirmado la muerte de dos ciervos, animales que se habían descompensado tras presentar síntomas similares a los que habían fallecido en las últimas semanas.

En tanto, confirmaron la muerte de un tercer ejemplar, con "un cuadro que coincide con los anteriores", según declaró la directora Mariana Caram.

Fuentes del zoológico manifestaron que el personal que encontró a los ciervos descompensados avisó de inmediato al médico veterinario, pero cuando el profesional llegó al lugar uno de ellos había muerto, mientras que otro falleció poco después, lo que no permitió implementar un tratamiento.

Además, Caram dijo, en declaraciones a la prensa, que "el cuadro coincide con los anteriores" y manifestó que "a pocas horas de comer, los animales se descompensaron y luego murieron en forma rápida". "Ya se hicieron las necropsias correspondientes y tenemos identificadas las instituciones que van a analizar las muestras para determinar con certeza las causas de esta intoxicación", afirmó la funcionaria.

En ese sentido, dijo que "se está agilizando el trámite para tener los resultados a la brevedad".

Otros seis ciervos, dos de ellos gamos blancos, dos gamos pintados, uno colorado y otro axis, fueron hallados muertos el 21 de diciembre tras una descompensación provocada tras ingerir alimento.

Dos días después, murieron dos ciervos colorados y una llama del mismo modo, mientras que a la tarde del mismo día, 23 de diciembre, fueron encontradas sin vida otras dos llamas. A raíz de la muerte de los animales, el mismo día la secretaría de Ambiente de Mendoza abrió una investigación para determinar las causas de los decesos de los animales.

El equipo veterinario y de cuidado animal que trabaja en el área, por su parte, evaluó el ambiente y los alimentos de los animales para determinar la causa de las muertes.

Caram, ambientalista, asumió en diciembre al frente del Zoológico de Mendoza y afirmó que, entre sus objetivos, busca transformar el paseo tradicional en un Ecoparque.