El hombre perdió la compostura al ver que se habían llevado su vehículo por una infracción. En la playa donde se encontraba el auto, en el barrio de Constitución, se puso muy nervioso y destrozó dos garitas. Fue detenido.

relatos salvajes
Luego de que una grúa del Sistema de Estacionamiento Controlado le llevara el coche por cometer una infracción, el hombre se acercó el jueves por la tarde a la playa donde estaba el vehículo.

Embed
Luego de reclamar en forma vehemente sobre la infracción, comenzó una escena similar a la de Ricardo Darín en Relatos Salvajes: destrozó el vidrio de una oficina, comenzó a gritar y se quiso ir sin pagar.

garita destrozos 3.jpg
El playero le cerró lo barrera, pero el hombre insistió y rompió los vidrios con un fierro. Luego del escándalo fue detenido.

garita destrozos 1.jpg