Por las fuertes lluvias que cayeron en la ciudad estadounidense de San Diego, el conductor del sofisticado auto se las tuvo que ingeniar para afrontar una calle inundada. Mirá el resultado.