Un programa informático analizó la jugada que marcó la final del Mundial de 1966 entre Inglaterra y Alemania Federal, en la que el gol fantasma de Geoff Hurst cambió el partido.

Minuto 101 de la final del Mundial de Inglaterra de 1966, entre el local y Alemania Federal. Geoff Hurst recibía dentro del área y con un buen control giraba y quedaba de cara al arco rival. La pelota iba a dar en el travesaño para luego salir despedido a centímetros de la línea. ¿Había sido gol?

El árbitro consultó con el juez de línea y dio por válido el gol. Inglaterra se ponía 3 a 2 y minutos después iba a convertir una vez más para llevarse el único Mundial en su historia.

Medio siglo después, un programa británico usó una tecnología 3D para resolver el misterio.


LA JUGADA DE LA POLÉMICA

jugada alemania inglaterra 1966
¿FUE GOL?

SOLUCIÓN MISTERIO JUGADA POLÉMICA