Estuvo en el top ten del tenis mundial y formó parte de "la legión" argentina. Pero el retiro vino de la mano de una lesión y dejó de entrenar. "Engordé 26 kilos", detalló.
Hace seis años que se retiró y pese a que mantiene esa pegada que lo llevó a estar entre los diez mejores del mundo, Guillermo Cañas dejó de lado la figura del atleta: llegó a pesar 122 kilos y ahora atraviesa un vaivén de subidas y bajadas de kilos abruptas.

cañas video padle
"Después del retiro (en 2010) hacía mucho ejercicio, pero hace dos años me lesioné la rodilla y lo dejé completamente y por estrés laboral empecé a comer y engordé 26 kilos", dijo el ex número ocho del mundo a la agencia DPA, en una entrevista que brindó en Doha.

cañas info.jpg
Cañas tiene 38 años y se encuentra en la capital qatarí como entrenador del ruso Teymuraz Gabashvili, a quien dirige hace cuatro años tras asesorar al letón Ernests Gulbis. También es coordinador de la academia de tenis que fundó hace siete años en Miami.

Cuando estaba excedido comía cualquier cosa, sobre todo lo dulce, que me gusta mucho. Además, no es que como dos facturas; como dos docenas. O en lugar de una pizza me como tres

Ganador de siete títulos en su carrera, Cañas contó que "estaba en 96 kilos; engordé 26 y llegué a pesar 122 y después bajé hasta 90. Pero ahora volví a subir 10 kilos en los últimos dos meses y estoy en 100 nuevamente. Como jugador competía entre 83 y 85, pero no creo que llegue a 85 nunca más. Entre 92 y 95 es donde tengo que estar".

cañas vilas
"Fueron dos años entre 116 y 122 kilos; en 2014 empezó. Una vez sola había pasado los 90 y me asusté, pero después no paré: pasé los 100, los 110, los 120... Me cuidé muchísimo los primeros cuatro años después del retiro, pero vino la lesión en la rodilla y se me fue de las manos", afirmó.

"Cuando estaba excedido comía cualquier cosa, sobre todo lo dulce, que me gusta mucho. Además, no es que como dos facturas; como dos docenas. O en lugar de una pizza me como tres", puntualizó.