La autopsia reveló que el menor, de 12 años, falleció a las pocas horas del accidente que se produjo en el balneario Divisadero de Cariló como consecuencia de un "traumatismo encefálico de cráneo y torácico".

Nicolás González, el nene que murió cuando andaba en un cuatriciclo por las playas de Cariló, sufrió el "aplastamiento del tórax", reveló la autopsia que le realizaron los médicos del Hospital Comunitario de Pinamar.

El chico pasaba unos días de vacaciones junto a su familia en Cariló cuando fue hallado inconsciente a la orilla de la playa.

El menor fue trasladado a un consultorio privado en Cariló, donde falleció pese al esfuerzo de los médicos por salvarle la vida.

La autopsia reveló que la muerte del niño se debió a un "traumatismo encefálico de cráneo y torácico".