A través de su cuenta en Twitter, Julio Garro aseguró que "pelear contra estas estructuras no es gratis" y acusó a los manifestantes de atacar a la policía bonaerense. Dijo que no se le renovó los contratos a los que ocupaban "puestos políticos" y a los "empleados de papel"
Luego de la violenta represión policial, el intendente de la ciudad de La Plata, Julio Garro, acusó este viernes a un grupo de personas de protagonizar con "claras intenciones políticas" disturbios frente al Palacio Municipal, donde atacaron a policías "con palos y piedras".

En conferencia de prensa, el jefe comunal denunció que "quienes hicieron esto no son trabajadores, están enquistados en la municipalidad hace más de 20 años cobrando sueldos sin trabajar". Y advirtió: "pero sepan los vecinos hay un gobierno firme y los que hicieron esto van a quedar detenidos".

Garro se refirió a la represión de la Policía bonaerense con gases lacrimógenos y balas de goma a la protesta que realizaban frente a la Municipalidad trabajadores que fueron despedidos. "Pelear contra estas estructuras políticas no es gratis. Estos ataques son la respuesta que nos envían", escribió el jefe comunal del frente Cambiemos en su cuenta de Twitter.

Embed

Embed
Según el intendente, desde el pasado 31 de diciembre, "la Dirección de Personal estuvo abierta para revisar casos (de los despedidos), pero no fueron. Vinieron con palos y piedras a atacar a los policías".

Embed

Embed
Garro defendió las cesantías del personal al remarcar: "Tomamos una decisión política: decidimos no renovar los contratos de puestos políticos y empleados de papel. La ley nos ampara".

Luego subió fotos donde se ve a algunas personas tirando piedras contra la sede municipal, por lo cual recalcó: "En menos de 20 minutos se organizaron y apedrearon a los efectivos policiales que estaban custodiando los ingresos al Palacio".

Embed

Embed
Garro añadió: "Lamento lo sucedido hoy. Un grupo de 200 individuos se presentó frente a la municipalidad con claras intencionalidades políticas".

Doce personas resultaron heridas este viernes a raìz del accionar policial cuando se realizaba una movilización de un centenar de ex empleados municipales, quienes habían sido contratados por la administración del ex intendente Pablo Bruera.

Embed

Embed

Embed

Embed